Cómo encontrar fontaneros baratos y buenos

24 julio 2014

Encontrar fontaneros baratos puede resultar una pesadilla. Los fontaneros baratos y sobre todo, buenos son muy difíciles de encontrar.

Algunos no responden al teléfono cuando les llamamos, otros simplemente no aparecen. Algunos cobran una cantidad excesiva para un trabajo relativamente simple. Si no tenemos cuidado una mala elección de fontaneros baratos nos puede salir muy caro.

Algo que muchos de nosotros buscamos en este tipo de servicios es la confianza.

Confiar en fontaneros

Tener una buena relación con un fontanero de confianza es muy útil, ya que este tipo de servicios suelen necesitarse en ocasiones de emergencia, en las que demandamos seriedad y mucho compromiso. Por ello, si conseguimos tener algún que otro fontanero barato y bueno será un punto siempre  a nuestro favor.

Si acabamos de comprar una casa, todavía somos novatos en este tema y nuestros amigos y familia no nos saben orientar correctamente, una buena idea para ayudarnos a elegir los mejores fontaneros baratos es preguntar a alguna comunidad de vecinos. En las comunidades de vecinos se estropean cosas continuamente y los servicios de los fontaneros son habituales.  Podremos obtener diversas y útiles opiniones sobre sus servicios.

Fontanero

Si todavía no te convence, en Internet hay múltiple ofertas, opiniones de distintos clientes, incluso hasta vídeos explicativos de alguno de los servicios que ofrecen estas empresas de la fontanería.

Es muy importante a la hora de elegir un fontanero u otro saber qué necesitamos exactamente y para cuándo lo queremos. A partir de ahí, hay que asegurarse que se establece una comunicación con la que se dejan todos los aspectos claros por ambas partes, apuntando cualquier detalle por muy insignificante que parezca.

Quizás, uno de los aspectos más importantes es que los fontaneros tengan licencia. Esto significa que van a tener todas las calificaciones necesarias, así como la cobertura del seguro y la responsabilidad correspondiente. De esta manera, si las cosas van mal sabremos que no estaremos cubiertos.